La cerveza en las dietas para adelgazar


cerveza-vector La cerveza es una bebida sana que se puede tomar a lo largo de todo el año, pero que también apetece en el verano por sus propiedades refrescantes. Además es bueno contra la obesidad, ya que quema grasas y no tiene muchas calorías, además de ser una bebida sana.

A pesar de que muchas personas dicen que es una bebida que engorda y se nombra la “barriga cervecera” la realidad es bien distinta, ya que aporta pocas calorías, tan sólo 40 por cada 100 ml, y además ayuda a quemar las grasas. También le ayuda el hecho de sus propiedades diuréticas, y tan importante es eso como la ayuda que ofrece para prevenir enfermedades del corazón.

Por otro lado, es importante saber que la cerveza no adelgaza por sí, ya que hay pocos alimentos con capacidades para quemar las grasas y adelgazar como la manzana, sino que ayuda a mantener una dieta equilibrada y es una buena bebida que se puede tomar en dietas adelgazantes. No adelgaza pero tampoco engorda, además de ser una bebida muy nutritiva y completa, sana.

Tiene muchas propiedades buenas para la salud, sin embargo lo que más destacan son sus propiedades adelgazantes. Es una bebida que nos refresca y acompaña las comidas, siendo también digestiva.

Algunos estudios afirman también que la cerveza puede ser beneficiosa para combatir enfermedades degenerativas y los síntomas de la menopausia.

Por su puesto, se puede tomar la cerveza pero con moderación en cualquier dieta o alimentación habitual, ya que todo en exceso es malo pero la cerveza con moderación es buena y sana.

De: http://blogdefarmacia.com/

Ortorexia


La ortorexia es la obsesión por la comida sana hasta un punto patológico.

La diferencia respecto a los otros trastornos alimenticios está en que, mientras que en la anorexia y la bulimia el problema gira en torno a la cantidad de comida, en la ortorexia gira en torno a la calidad.

Dr. Stephen Bratman, describe a personas que padecen la ortorexia nerviosa de esta manera:» Ellos toman el concepto de una alimentación sana a tal extremo que se convierte en una obsesión. Yo llamo a este estado de mente ortorexia nerviosa: literalmente, «la fijación de comer lo justo
Las personas que padecen ortorexia están obsesionadas con el consumo de los alimentos adecuados. Su obsesión por comer sano perjudica sus relaciones, actividades, e incluso su propia salud física.

Al igual que muchos trastornos alimenticios, la ortorexia nerviosa puede se superar. Se necesita tiempo, dedicación y esfuerzo y, a menudo la ayuda externa.

Para que podamos realizar un diagnóstico de Ortorexia deben darse los siguientes criterios:

  • Quien pasa mas de 3 horas al día pensando en su dieta sana.
  • Quien se preocupa más de la calidad de la comida que del placer que supone el comer los alimentos.
  • Quien conforme aumenta la pseudocalidad de su alimentación disminuye su calidad de vida.
  • Quien se siente culpable cuando se salta sus convicciones dietéticas.
  • Quien planifica hoy lo que va a comer mañana.
  • Quien se va aislando socialmente por su manera de comer.

Estos son algunos de los criterios para diagnosticar al paciente que sufre de ortorexia. Los síntomas de la enfermedad van desde depresión, ansiedad, hipocóndrias, hipervitaminosis o en su defecto hipovitaminosis y en fases avanzadas trastornos obsesivos compulsivos respecto a la alimentación.

Estos Trastornos de la Alimentación vienen acompañados de sentimientos de culpa, tristeza, inadecuación, rechazo social, dificultades laborales, dificultades en las relaciones tanto con amigos y familia, como con posibles parejas, incluso autolesiones o ideas suicidas, etc.