La dieta Dukan


libro%20no%20consigo%20adelgazar La Dieta Dukan es un método hiperproteíco para adelgazar concebido por Pierre Dukan , médico francés especialista en nutrición.

El método Dukan consta de 2 fases para adelgazar y 2 fases para fijar el peso justo a largo plazo. Su éxito reside una primera fase muy motivadora ya que los resultados se ven rápidamente.

La primera en advertir sobre los peligros de esta dieta ha sido la Agencia de Seguridad Sanitaria Francesa (ANSES). Este régimen, inspirado en el best-seller  “No consigo adelgazar” escrito por el propio Doctor Dukan, puede provocar en la persona que la practique todo un cúmulo de problemas de salud.

La dieta consiste en «comer cuanto desees y olvidarse de contar las calorías», según el creador de la misma. El modo de conseguir el milagro según Dukan es mediante cuatro fases en las que se pueden consumir hasta 100 alimentos, 28 verduras y 72 proteínas.

Al igual que otras, esta es altamente peligrosa  por la carencia de nutrientes, por ser desequilibrada, y con ello implicar carencias consecuencia de comer únicamente salvado de avena y productos de origen animal, al menos en lo que denomina “Fase de ataque”. Esta primera fase se realiza durante varios días dependiendo de los kilos que quieran perderse. Hay que recordar que las dietas carentes de hidratos de carbono, favorecen la eliminación de líquidos, de ahí, la perdida de kilos y de volumen.

Además. diferentes asociaciones de dietistas y nutricionistas, tanto de España, como de Francia como de Inglaterra, se ha pronunciado en contra de este método, llegándola  a considerar fraudulenta además de nociva para la salud de las personas.

Según ANSES el resultado de seguir sus rígidas normas no es el más positivo. De hecho, se pueden producir desequilibrios alimenticios que conllevaría a la larga el efecto yo-yo de la dieta, insuficiencia renal y perdidas de densidad osea.

A los numerosos problemas físicos que suelen provocar este tipo de dietas se le unen problemas menos habituales de tipo psicológico, como apunta el psiquiatra Damien Ringuenet de la publicación Grazia. Estos desequilibrios alimenticios se puede producir también insomnio, rechazo a algunos alimentos, aislamiento social del individuo e incluso pérdida de la libido.

Según la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas:

“Ninguna de las bases de datos científicas españolas o internacionales (Elsevier, Excelenciaclinica.net, Guías de práctica clínica en el Sistema Nacional de Salud, Scielo, Scirus, ScienceDirect, clinicaltrials.gov, PubMed) contiene estudio alguno que haga referencia a esta dieta o que apoye su eficacia o seguridad. Las palabras de su autor y las experiencias personales de sus testigos o de otros individuos concretos no tienen ninguna validez desde el punto de vista de la evidencia científica o de la salud pública.”

La cerveza en las dietas para adelgazar


cerveza-vector La cerveza es una bebida sana que se puede tomar a lo largo de todo el año, pero que también apetece en el verano por sus propiedades refrescantes. Además es bueno contra la obesidad, ya que quema grasas y no tiene muchas calorías, además de ser una bebida sana.

A pesar de que muchas personas dicen que es una bebida que engorda y se nombra la “barriga cervecera” la realidad es bien distinta, ya que aporta pocas calorías, tan sólo 40 por cada 100 ml, y además ayuda a quemar las grasas. También le ayuda el hecho de sus propiedades diuréticas, y tan importante es eso como la ayuda que ofrece para prevenir enfermedades del corazón.

Por otro lado, es importante saber que la cerveza no adelgaza por sí, ya que hay pocos alimentos con capacidades para quemar las grasas y adelgazar como la manzana, sino que ayuda a mantener una dieta equilibrada y es una buena bebida que se puede tomar en dietas adelgazantes. No adelgaza pero tampoco engorda, además de ser una bebida muy nutritiva y completa, sana.

Tiene muchas propiedades buenas para la salud, sin embargo lo que más destacan son sus propiedades adelgazantes. Es una bebida que nos refresca y acompaña las comidas, siendo también digestiva.

Algunos estudios afirman también que la cerveza puede ser beneficiosa para combatir enfermedades degenerativas y los síntomas de la menopausia.

Por su puesto, se puede tomar la cerveza pero con moderación en cualquier dieta o alimentación habitual, ya que todo en exceso es malo pero la cerveza con moderación es buena y sana.

De: http://blogdefarmacia.com/

La dieta del potito


 

conjunto_potitos_inicio

La dieta que consiste en la toma de catorce potitos al día y «puede inducir a error a la población»

La dieta del bebé ó dieta del potito  ( ¡ OTRA DIETA MILAGRO ! ) puesta de moda por las actrices Jennifer Aniston y Gwyneth Paltrow es «peligrosa» y «absurda», según ha señalado el endocrinólogo y secretario de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el doctor Miguel Ángel Rubio, quien recuerda que estas dietas ponen en riesgo la salud de la población, ya que «no tiene ninguna base científica que las sostenga», se convierten en una «moda sin control», y «se aleja de una dieta saludable».

La dieta que consiste en la toma de catorce potitos al día — a base de copos de avena, fruta y verdura– y una cena saludable de carne magra y verduras, señala este experto, «puede inducir a error a la población» que podría pensar que puede adelgazar comiendo los potitos que se comercializan para consumo infantil, cuando la dieta parece hacer referencia a preparados especiales similares a las papillas de bebé.

Según explica en declaraciones a Europa Press:

 «Adelgazar teóricamente haciendo una barbaridad siempre es factible, pero hay que recordar que la obesidad es un problema crónico y, por tanto, no se trata de hacer barbaridades durante una temporada para perder unos kilos». «Uno puede hacer desde una huelga de hambre, la dieta de los batidos, de la sopa o cualquier dieta estrambótica, monótona o aburrida que seguro que adelgazará».

Además, existe la creencia entre la tercera edad y personas que no pueden masticar de que estos tarros de carne y verduras son sustitutorios de una comida adulta, cuando la realidad es que, según explica, «estos preparados están diseñados para lo que son, para niños con una corpulencia o un peso bastante menor que un adulto». Por tanto, «aunque estos potitos sí son equilibrados, su aporte calórico está muy por debajo de las necesidades de un adulto».

En el caso de usarse para adelgazar, «un potito de un niño tiene un valor calórico menor que una comida de adulto y, por tanto, lógicamente se adelgaza, sobre todo porque contiene fundamentalmente proteínas y menos contenidos en grasa», pero puede suponer «recuperar el peso con más facilidad tras dejar la dieta e incluso coger más kilos de los que se han perdido».

Así, indica que, en el caso de una persona sana, el organismo es capaz de aguantar este tipo de dietas durante un mes o un periodo relativamente corto, sin embargo «lo que se consigue es una alteración del metabolismo y, en consecuencia, en cuanto se abandona la dieta y se come algo más, aparece el conocido y temido efecto yo-yo«.

Por otra parte, lamenta que este tipo de dietas proliferen «cada verano», inducidas muchas veces por «especuladores que quieren ganar adeptos» y con prejuicio directo contra las personas que padecen obesidad, «que quiere entrar en el bañador o en la ropa del pasado verano».

Y añade:

«La dieta en sí no tiene ningún sentido, es una dieta ‘cuasi’ de ayuno y abstinencia por el día y por la noche una cena normal con proteínas y verduras; además evita los hidratos de carbono que es el alimento que necesita el músculo, y, en caso de realizar ejercicio, se puede sufrir fatiga muscular».

De: Lavanguardia.es