Lealtad


 

sello_75796

Un insurrecto había sido condenado a morir en la horca. El hombre tenía a su madre viviendo en una lejana localidad y no quería dejar de despedirse de ella por este motivo. Hizo al rey la petición de que le permitiese partir unos días para visitar a su madre. El monarca sólo puso una condición, que un rehén ocupase su lugar mientras permanecía ausente y que, en el supuesto de que no regresase, fuera ejecutado por él. El insurrecto recurrió a su mejor amigo y le pidió que ocupase su puesto. El rey dio un plazo de siete días para que el rehén fuera ejecutado si en ese tiempo no regresaba el condenado.

Pasaron los días. El sexto día se levantó el patíbulo y se anunció la ejecución del rehén para la mañana del día siguiente. El rey preguntó por su estado de ánimo a los carceleros, y éstos respondieron:

-¡Oh, majestad! Está verdaderamente tranquilo. Ni por un momento ha dudado de que su amigo volverá.

El rey sonrió con escepticismo.

Llegó la noche del sexto día. La tranquilidad y la confianza del rehén resultaban asombrosas. De madrugada, el monarca indagó sobre el rehén y el jefe de la prisión dijo:

-Ha cenado opíparamente, ha cantado y está extraordinariamente sereno. No duda de que su amigo volverá.

-¡Pobre infeliz! -exclamó el monarca.

Llegó la hora prevista para la ejecución. Había comenzado a amanecer.

El rehén fue conducido hasta el patíbulo. Estaba relajado y sonriente.

El monarca se extrañó al comprobar la firmeza anímica del rehén. El verdugo le colocó la cuerda al cuello, pero él seguía sonriente y sereno. Justo cuando el rey iba a dar la orden para la ejecución, se escucharon los cascos de un caballo. El insurrecto había regresado justo a tiempo. El rey, emocionado, concedió la libertad a ambos hombres.

Cuento anónimo hindú

Sócrates


 

Socrates

Cuentan que cierto día se encontró Sócrates con un conocido que le dijo:

– ¿Sabes lo que oí de tu amigo?

– Espera un minuto, dijo el filósofo, antes de decirme nada, me gustaría que pasaras un pequeño examen; yo lo llamo el examen del TRIPLE FILTRO.

– ¿Triple filtro?

– Así es, antes de que me hables sobre mi amigo puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que me vas a decir. Por eso lo llamo “examen del triple filtro”.

El primer filtro es el de la verdad: ¿Estás seguro de que lo que vas a decirme es cierto?

– No, realmente solo lo escuché y …

– Bien, entonces realmente no sabes si es cierto o no. Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el de la bondad: ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?

– No, al contrario.

– Entonces quieres decirme algo malo de él, pero no estás seguro de que sea cierto.

Pero aún podría querer escucharlo porque queda un filtro, el de la utilidad: ¿Me serviría de algo saber lo que vas a decirme de él?

– No, la verdad es que no.

– Bien, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno e incluso no me es útil. ¿Para qué querría saberlo?

La amistad es algo invaluable, nunca pierdas a un amigo por algún malentendido o comentario sin fundamento.

Crisis femenina


La dieta Dukan


libro%20no%20consigo%20adelgazar La Dieta Dukan es un método hiperproteíco para adelgazar concebido por Pierre Dukan , médico francés especialista en nutrición.

El método Dukan consta de 2 fases para adelgazar y 2 fases para fijar el peso justo a largo plazo. Su éxito reside una primera fase muy motivadora ya que los resultados se ven rápidamente.

La primera en advertir sobre los peligros de esta dieta ha sido la Agencia de Seguridad Sanitaria Francesa (ANSES). Este régimen, inspirado en el best-seller  “No consigo adelgazar” escrito por el propio Doctor Dukan, puede provocar en la persona que la practique todo un cúmulo de problemas de salud.

La dieta consiste en «comer cuanto desees y olvidarse de contar las calorías», según el creador de la misma. El modo de conseguir el milagro según Dukan es mediante cuatro fases en las que se pueden consumir hasta 100 alimentos, 28 verduras y 72 proteínas.

Al igual que otras, esta es altamente peligrosa  por la carencia de nutrientes, por ser desequilibrada, y con ello implicar carencias consecuencia de comer únicamente salvado de avena y productos de origen animal, al menos en lo que denomina “Fase de ataque”. Esta primera fase se realiza durante varios días dependiendo de los kilos que quieran perderse. Hay que recordar que las dietas carentes de hidratos de carbono, favorecen la eliminación de líquidos, de ahí, la perdida de kilos y de volumen.

Además. diferentes asociaciones de dietistas y nutricionistas, tanto de España, como de Francia como de Inglaterra, se ha pronunciado en contra de este método, llegándola  a considerar fraudulenta además de nociva para la salud de las personas.

Según ANSES el resultado de seguir sus rígidas normas no es el más positivo. De hecho, se pueden producir desequilibrios alimenticios que conllevaría a la larga el efecto yo-yo de la dieta, insuficiencia renal y perdidas de densidad osea.

A los numerosos problemas físicos que suelen provocar este tipo de dietas se le unen problemas menos habituales de tipo psicológico, como apunta el psiquiatra Damien Ringuenet de la publicación Grazia. Estos desequilibrios alimenticios se puede producir también insomnio, rechazo a algunos alimentos, aislamiento social del individuo e incluso pérdida de la libido.

Según la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas:

“Ninguna de las bases de datos científicas españolas o internacionales (Elsevier, Excelenciaclinica.net, Guías de práctica clínica en el Sistema Nacional de Salud, Scielo, Scirus, ScienceDirect, clinicaltrials.gov, PubMed) contiene estudio alguno que haga referencia a esta dieta o que apoye su eficacia o seguridad. Las palabras de su autor y las experiencias personales de sus testigos o de otros individuos concretos no tienen ninguna validez desde el punto de vista de la evidencia científica o de la salud pública.”