¿Qué son los esteroides?


Empecemos hablando de nuestro sistema de regulación de las glándulas del cuerpo: la hipófisis.

 hipofisis La hipófisis logra este control de una manera muy sencilla. Ella manda una señal que le dice a las demás glándulas que produzcan hormonas. Las glándulas obedecen, lo cual hace que los niveles de estas hormonas en la sangre aumenten. La sangre llega a la hipófisis y ella mide la cantidad de hormona que hay, y cuando hay suficiente, deja de mandar la señal, por lo que las demás glándulas dejan de producir las hormonas.

Esteroide es el nombre popular que se le da a las sustancias sintéticas (fabricadas por el hombre) que aumentan la síntesis de proteínas en las células, lo que resulta en un crecimiento de las células, especialmente de los músculos y el desarrollo de las características sexuales masculinas. Son utilizados con fines médicos en diferentes enfermedades, pero su uso fuera de la medicina es controvertido por dos razones principales: sus efectos adversos y por su uso para ganar masa muscular y de esa manera obtener ventaja en deportes competitivos. El uso de los esteroides está prohibido por la mayoría de organizaciones deportivas.

Se puede disponer de esteroides legalmente sólo por prescripción. Se recetan para tratar trastornos como pubertad retrasada, algunos tipos de impotencia, y consunción corporal en pacientes que sufren de SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Todas se sintetizan a partir del colesterol. Algunos los atletas abusan de ellos para elevar el desempeño atlético y mejorar su apariencia física.

esteroides2

Sus funciones, tanto en mamíferos como en el ser humano, son de tipo:

  • Regulador: Algunos regulan los niveles de sal y la secreción de bilis.
  • Estructural: El colesterol es un esteroide que forma parte la estructura de las membranas de las células junto con los fosfolípidos. Además, a partir del colesterol se sintetizan los demás esteroides.
  • Hormonal: Las hormonas esteroides son: corticoides, hormonas masculinas (andrógenos), hormonas sexuales femeninas, vitamina D y sus derivados.

Los usuarios normalmente ingieren los esteroides por vía oral, se los administran por inyección intramuscular, o se los friccionan sobre la piel. Las personas que abusan de los esteroides pueden tomar dosis entre 10 y 100 veces superiores a las que se administran para trastornos médicos, incluso toman dos o más formas diferentes de la droga y mezclan los esteroides orales con los inyectables, proceso conocido como stacking (apilando). Los que abusan de los esteroides con frecuencia se administran las dosis en ciclos de 6 a 12 semanas, proceso que se llama pyramiding (piramidando); ellos consideran que con el stacking y pyramiding se potencian los beneficios de la droga al tiempo que se reducen el impacto negativo que su uso produce en sus cuerpos, pero en realidad no hay prueba científica que apoye estas teorías

El uso abusivo de los esteroides tiene, naturalmente, efectos secundarios,  muy graves en algunos casos, desde toda una gama de problemas físicos hasta problemas emocionales.

Entre las consecuencias físicas se encuentran tumores y cáncer del hígado, ictericia, elevada presión arterial, aumento del riesgo de enfermedades cardiacas, arritmias, muerte súbita, aumentos en los niveles de colesterol, tumores renales, retención de líquidos, y acné grave.

anabolicos-esteroides Si un hombre se inyecta esteroides anabólicos, los niveles de éstos subirán en la sangre; la hipófisis interpretará esto como que tiene exceso de testosterona (debido a que son sustancias muy parecidas), entonces dejará de enviar la señal a los testículos, por lo que estos dejarán de producir testosterona natural. Y como todos sabemos, órgano que no se usa, se atrofia, así que mientras más tiempo se mantiene usando esteroides anabólicos, sus testículos se van atrofiando más y más, hasta que no quede nada de ellos. Hay quienes se refieren de manera satírica a este problema como «el síndrome de la tanga vacía» que aqueja a muchos hombres musculosos, además, existen aún muchos más efectos, entre ellos es que tener exceso de testosterona, los tejidos grasos la rompen y la convierten en estrógenos (hormonas femeninas) así que el cuerpo las convierte a estrógenos. En todos los hombres esto sucede de manera normal, en una cantidad controlada, pero si el organismo recibe cantidad excesiva de testosterona, el cuerpo trata de deshacerse de ella y la convierte a estrógeno por lo que a la larga produce feminización, entre otras cosas ginecomastia (crecimiento de tejido mamario) que, además afecta a la sexualidad y a la fertilidad (testículos atrofiados no producirán suficientes espermatozoides), además puede producir calvicie y un mayor riesgo de cáncer prostático.

Las mujeres pueden experimentar crecimiento excesivo del vello corporal, calvicie siguiendo el patrón masculino, cambios o cese del ciclo menstrual, agrandamiento del clítoris, disminución del tamaño de los senos, piel áspera y tono de voz más profundo.

Las personas que todavía están en crecimiento (adolescentes) se arriesgan a que se detenga el crecimiento prematuramente debido a la maduración temprana del esqueleto, la aceleración de la pubertad y rotura de tendones.

Entre los problemas emotivos asociados con el uso de esteroides están cambios extremos de estado de ánimo, incluidos síntomas maníacos que pueden conducir a violencia denominada roid rage (furia esferoidal), depresión, celos paranoides, irritabilidad extrema, delirios, y pérdida de la capacidad del juicio.

Además de los riesgos directamente asociados con el abuso de los esteroides, las personas que se inyectan las drogas se exponen a contraer enfermedades transmitidas por la aguja (si esta no se encuentra esterilizada), incluido el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), la hepatitis B y la C, y otros virus transmitidos por la sangre.